Sino trabajas tu sitio web, mejor no lo tengas

¿Sabías que tienes una página web?

Haces una página web y permanece con el mismo contenido por años. En algunos casos ni recuerdas que lo tienes; en otros, culpas a tu diseñador, a Google o a Dios porque no tienes visitas o no apareces en los buscadores.

La verdad es que un sitio web es un arma poderosa, pero de doble filo. Tu sitio web eres tú, cuando no estás en carne y hueso.

Si te presentas ante tu cliente, inversor, prospecto, etc., desalineado y con el mismo traje una y otra vez, difícilmente obtengas de ellos lo que estés buscando. Si en cambio dejas una buena impresión y la mantienes en el tiempo (y esto es más importante pues es lo que te muestra tal cual eres en realidad), es más probable que avances en tus intenciones.

Tienes una página web? Pues ella está hablando de ti, y siempre dejará una impresión en el visitante. Una página bien diseñada, con textos claros y precisos respecto de lo que ofreces, con información útil sobre tu rubro y que se renueve periódicamente; dará una buena impresión sobre tu persona o empresa en cuanto a conocimiento del tema, dedicación y responsabilidad.

¿Quieres saber de mi? Mira mi página web

Imagina ahora que antes de contratar tus servicios decido consultarlo con mi socio, para lo cual tomo mi celular, trato de ingresar a tu página pero no se ve nada porque está hecha en Flash, una tecnología muy utilizada hace años pero obsoleta, pues no se ve en dispositivos smartphones, y tampoco puede ser interpretada por los buscadores.

Entonces abro mi notebook, instalo el plugin de Flash y finalmente entro a la página que diseñó tu sobrino, con fotos pixeladas moviéndose por toda la pantalla, textos que entran por la izquierda y salen por la derecha y todo el mareo sin contenido útil o información precisa ni actualizada.

Pues antes de leer la primera línea que se quede quieta en la pantalla, mi impresión de ti, será la de alguien que no tiene interés por su marca, su imagen, y me pregunto si así será también con su trabajo. Reitero, esto antes aún de lograr leer un texto.

Un sitio web es un activo importantísimo de tu empresa; y recalco importantísimo. Bien utilizado es un gestor de prospectos, un filtro perfecto para que quien llegue cumpla con el perfil de tu cliente ideal, un promotor de tus destrezas y habilidades, un revelador de tu personalidad.

Como mejorar tu página web

Vas a crear una página web o sientes que debes renovar la que ya tienes? Procura tener en cuenta al menos estos puntos básicos:
1. Que se vea en todos los dispositivos y el diseño se adapte a cada uno.
2. Que el diseño sea prolijo con imágenes propias o si las tomas de internet que tengan permisos de reutilización.
3. Que los textos estén pensados para tu cliente ideal; deben contestar a las preguntas que ellos tienen en mente hacerte.
4. Dedica tiempo a hablar de tu campo de acción. Puedes hacerlo en tu propio blog. Esto ayuda a demostrar pericia en lo que haces y ofrece información útil a tus clientes.
5. Pon las vías de contacto que realmente vas a utilizar como tales y responde tan pronto como puedas. Si tu trabajo requiere análisis de las consultas puedes poner un formulario de contacto donde aclares que las respuestas estarán dadas en un lapso determinado; por ejemplo, en 24 o 48 hs.

Si te gustó compárteloShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Lextrom | Diseño web

Sobre mi

Soy Marcelo Vega, diseñador web y desarrollador front-end.

Me especializo en la fusión de diseño, contenido y código para desarrollar sitios únicos y fáciles de usar.

Realizo trabajos en
PHP, HTML5, CSS3 and jQuery
Wordpress CMS
Diseño adaptable a dispositivos.

Trabajamos juntos?