¿Sabías que tienes una página web?

Haces una página web y permanece con el mismo contenido por años. En algunos casos ni recuerdas que lo tienes; en otros, culpas a tu diseñador, a Google o a Dios porque no tienes visitas o no apareces en los buscadores.

La verdad es que un sitio web es un arma poderosa, pero de doble filo. Tu sitio web eres tú, cuando no estás en carne y hueso.

Si te presentas ante tu cliente, inversor, prospecto, etc., desalineado y con el mismo traje una y otra vez, difícilmente obtengas de ellos lo que estés buscando. Si en cambio dejas una buena impresión y la mantienes en el tiempo (y esto es más importante pues es lo que te muestra tal cual eres en realidad), es más probable que avances en tus intenciones.

Tienes una página web? Pues ella está hablando de ti, y siempre dejará una impresión en el visitante. Una página bien diseñada, con textos claros y precisos respecto de lo que ofreces, con información útil sobre tu rubro y que se renueve periódicamente; dará una buena impresión sobre tu persona o empresa en cuanto a conocimiento del tema, dedicación y responsabilidad.

¿Quieres saber de mi? Mira mi página web

Imagina ahora que antes de contratar tus servicios decido consultarlo con mi socio, para lo cual tomo mi celular, trato de ingresar a tu página pero no se ve nada porque está hecha en Flash, una tecnología muy utilizada hace años pero obsoleta, pues no se ve en dispositivos smartphones, y tampoco puede ser interpretada por los buscadores.

Entonces abro mi notebook, instalo el plugin de Flash y finalmente entro a la página que diseñó tu sobrino, con fotos pixeladas moviéndose por toda la pantalla, textos que entran por la izquierda y salen por la derecha y todo el mareo sin contenido útil o información precisa ni actualizada.

Pues antes de leer la primera línea que se quede quieta en la pantalla, mi impresión de ti, será la de alguien que no tiene interés por su marca, su imagen, y me pregunto si así será también con su trabajo. Reitero, esto antes aún de lograr leer un texto.

Un sitio web es un activo importantísimo de tu empresa; y recalco importantísimo. Bien utilizado es un gestor de prospectos, un filtro perfecto para que quien llegue cumpla con el perfil de tu cliente ideal, un promotor de tus destrezas y habilidades, un revelador de tu personalidad.

Como mejorar tu página web

Vas a crear una página web o sientes que debes renovar la que ya tienes? Procura tener en cuenta al menos estos puntos básicos:
1. Que se vea en todos los dispositivos y el diseño se adapte a cada uno.
2. Que el diseño sea prolijo con imágenes propias o si las tomas de internet que tengan permisos de reutilización.
3. Que los textos estén pensados para tu cliente ideal; deben contestar a las preguntas que ellos tienen en mente hacerte.
4. Dedica tiempo a hablar de tu campo de acción. Puedes hacerlo en tu propio blog. Esto ayuda a demostrar pericia en lo que haces y ofrece información útil a tus clientes.
5. Pon las vías de contacto que realmente vas a utilizar como tales y responde tan pronto como puedas. Si tu trabajo requiere análisis de las consultas puedes poner un formulario de contacto donde aclares que las respuestas estarán dadas en un lapso determinado; por ejemplo, en 24 o 48 hs.

¿No te gustaría manejar tu correo empresarial o el particular con dominio propio (tipo info@miempresa.com o contacto@minombre.com) como si fuera una cuenta de Gmail, Yahoo o Hotmail (ahora Outlook)?

Quizás alguna vez se ha roto el disco rígido, o has debido formatearlo y has perdido todos los correos que habías descargado en tu computadora y la historia de tus clientes acumulados por años. Tal vez en algún momento has decidido cambiar de proveedor de hosting y haz perdido los correos que tenías guardados en su servidor.

Pues estas empresas ofrecen la posibilidad de que podamos enviar y recibir desde su plataforma correos con nuestros dominios.

En esta entrada me centraré en contarte como configurar una cuenta del tipo info@miempresa.com en Gmail.

Para que quede claro:
Siguiendo los pasos que te explicaré podrás recibir en tu cuenta de Gmail, los correos enviados a info@miempresa.com y además podrás enviar desde Gmail, correos que tu cliente recibirá como si fueran enviados desde info@miempresa.com.

Antes de empezar

Vas a necesitar alguna información sobre tu cuenta de correos que puedes pedir a tu proveedor de hosting:
1.- Contraseña de tu dirección de correo info@miempresa.com
2.- Nombre del servidor de correo entrante (POP3) y el puerto. Generalmente el nombre del servidor es mail.miempresa.com o pop.miempresa.com y el puerto es 110 pero cada proveedor de hosting puede asignar otro nombre y puerto distinto
3.- Nombre del servidor de correo saliente (SMTP) y el puerto. Generalmente es mail.miempresa.com o smtp.miempresa.com y el puerto es 25

Manos a la obra:

En tu computadora, abre Gmail.

En la esquina superior derecha, haz clic en Configuración (1) y luego Configuración (2).

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Haz clic en la pestaña Cuentas e importación o Cuentas (3) y luego en Agregar una cuenta de correo (4).

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Ingresa la dirección de correo que quieres añadir y luego haz clic en Siguiente.

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Elige la opción Importar correos electrónicos de mi otra cuenta (POP3) y haz clic en Siguiente

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Ingresa el nombre de usuario y la contraseña de tu correo (El usuario suele ser la misma cuenta de correo). Agrega el nombre del servidor POP3 y verifica si el puerto que figura por defecto es el mismo que tienes tu, sino coloca el correcto. Debajo hay varias opciones que puedes tildar o no. Recomiendo que si tienes un hosting con espacio limitado NO tildes la primer opción “Dejar una copia del mensaje recuperado en el servidor” ya que de hacerlo aunque tus correos lleguen a Gmail, quedará una copia en el servidor de tu web y ocupará cada vez mas espacio. Además cuando se acumulen muchos correos es posible que llegue un momento en el que Gmail no pueda descargar una copia.

Finalmente pulsa Añadir cuenta

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Ya haz realizado la mitad del proceso Al pulsar Añadir cuenta, Gmail verifica si los datos son correctos. Si hay algún dato incorrecto el servidor de tu correo no le dará acceso a Gmail, y entonces verás un mensaje advirtiendo que no ha podido leer los correos. En ese caso verifica si los datos que has agregado son correctos.

Configurando el Gmail para enviar correos con tu dominio

Ahora debes realizar la segunda parte del proceso. Debes configurar Gmail para que pueda enviar correos como si fuera info@miempresa.com

Al hacer clic en Añadir cuenta, si todo está bien, pasarás a la siguiente pantalla donde se pregunta si quieres enviar correo.

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Elige la opción afirmativa y pulsa Siguiente. En la nueva pantalla coloca el nombre que deseas que vean tus contactos cuando reciben tu correo.

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Ingresa el servidor SMTP (por ejemplo mail.miempresa.com), el nombre de usuario y la contraseña de esa cuenta (el nombre de usuario suele ser, la propia dirección de correo info@miempresa.com y la contraseña la del correo). Comprueba si el puerto del servidor concuerda con el que figura en la pantalla o cámbialo por el correcto (5).

Envía correos con tu dominio desde Gmail

Finalmente pulsa Añadir Cuenta. Ahora ya puedes enviar y recibir correo con el nombre info@tuempresa.com

Existen muchas variantes de lo que comúnmente conocemos o generalizamos como logo o logotipo. Si echamos un vistazo a marcas conocidas como Coca Cola, Apple, Sony, etc. notaremos que algunas de estas se representan con letras, otras con un símbolo, otras con combinaciones de ambas.

Para favorecer el entendimiento entre cliente y diseñador, dejamos aquí una breve definición y comparación entre los diferentes tipos de representaciones de marca

Logotipo

Solo es apropiado hablar de logotipo cuando nos referimos a formaciones de palabras, sólo texto, tipografía. Se excluyen entonces, aquellas representaciones que, aunque tengan texto, tengan también íconos o símbolos.

Ejemplos de logotipos

logotipo, isotipo, imagotipo, isologo - Ejemplos de logotipos

Isotipo

Es el ícono o símbolo de la marca, generalmente éste es conocido y reconocido sin necesidad de acompañarla de ningún texto. Isotipo es un símbolo, y éste llega a ser entendible por sí mismo.

Clasificación de isotipos:

Ejemplos de isotipos

logotipo, isotipo, imagotipo, isologo - Ejemplos de isotipos

Imagotipo

Se forman con texto o tipografía y una imagen o símbolo, aunque no integrados en el diseño sino separados (imagen a la izquierda y texto a la derecha, o imagen arriba y texto abajo).

Ejemplos de imagotipos

logotipo, isotipo, imagotipo, isologo - Ejemplos de imagotipos

Isologo

Los Isologos están compuestos por los mismos elementos que los Imagotipos, texto e imagen, aunque se diferencian en que en este caso ambos elementos están integrados, fundidos entre sí, no se puede separar imagen y texto.

Ejemplos de isologos

logotipo, isotipo, imagotipo, isologo - Ejemplos de isologos